miércoles, 4 de mayo de 2011

TECHUMBRE DE LA CATEDRAL DE TERUEL

   La techumbre de la Catedral de Teruel es un elemento de sumo interés dentro del arte mudéjar, no solo aragonés, sino nacional. Su estructura de armadura de par y nudillo es única en Aragón. Por sus grandes dimensiones y su espléndida decoración que cubre todos los espacios, se considera la “Capilla Sixtina del arte mudéjar”.

Historia: Hasta la fecha no disponemos de ningún dato documental que nos aporte una fecha para la construcción de la techumbre que cubre la nave central de la catedral turolense. Diversos estudiosos del tema nos aproximan a una cronología situada alrededor de las últimas décadas del siglo XIII. Lo que sí conocemos son algunas de las intervenciones que a lo largo del tiempo han afectado en mayor o menor medida a la estructura de la techumbre. La techumbre quedó oculta durante dos siglos y medio, desde principios del siglo XVIII hasta el año 1953 en que se inaugura la Catedral tras ser restaurada de los daños sufridos durante la guerra civil. De alguna manera hay que agradecer el que permaneciese oculta ya que ello ha propiciado el buen estado de conservación en que la podemos contemplar actualmente. 

Estructura: la techumbre es del tipo de par y nudillo formada por vigas inclinadas de acuerdo con la pendiente del faldón de la cubierta y apoyadas en la cumbrera o vértice superior, entestando con las correspondientes del otro faldón. Estas vigas van colocadas a pequeños intervalos y se denominan pares o alfardas. Para evitar la flecha y pandeo de estas piezas se dispone una pieza horizontal de igual sección, que une los dos pares y que recibe el nombre de nudillo. Los pares se unen superiormente con los de la otra vertiente, bien directamente o bien con la interposición de una tabla que se denomina hilera. En la parte inferior apoyan en otra pieza de madera corrida llamada estribo y que es la encargada de repartir el peso y el empuje horizontal a los muros. Los pares se colocan a escasa distancia unos de otros, aunque esta medida varía en ocasiones. El nudillo evita la flecha o comba hacia el interior de los pares a la vez que absorbe parte del empuje horizontal que produce la estructura. Esta armadura tiene la facultad de producir un reparto de las cargas y empujes prácticamente uniforme en todo el perímetro de los apoyos.

 Marta, Carmen y Alba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada